Creperas eléctricas

¿Estás pensando en comprarte una crepera eléctrica? Pues enhorabuena, estás en el lugar adecuado.

En esta sección vamos a contarte todo lo que necesitas saber acerca de esta popular variedad de crepera, extremadamente polivalente, segura y con una muy buena relación calidad-precio. ¡Vamos allá!

Nuestra selección de las mejores creperas eléctricas:

¿Qué beneficios tiene una crepera eléctrica?

Aunque parezca algo raro, la aparición de las primperas creperas eléctricas revolucionó completamente el mercado de las máquinas de crepes. Hasta ese momento, solamente había dos formas de tomar crepes: en casa con una sartén para tortitas o en un bar con una crepera a gas.

La aparición de los primeros modelos eléctricos de máquinas de crepes permitió democratizar este fantástico producto y hacerlo accesible a prácticamente cualquiera.

Las principales ventajas de su éxito son las siguientes:

  • Precio: El precio de estas creperas está realmente contenido. Con los años las marcas han diseñado resistencias más eficientes y más económicas de producir que hacen que estos productos sean muy asequibles. El rango habitual de precio de este tipo de creperas se sitúa entre los 20 y los 40 euros, unos precios realmente asumibles para un producto capaz de generar tanta diversión a nuestros hijos.
  • Facilidad de uso: Esto ha hecho que se convierta en un electrodoméstico más de cocina, de esos que puedes lavar fácilmente y guardar en cualquier cajón. Algo que no ocurría con las creperas tradicionales de gas, que requerían una gran infraestuctura, especialmente por el hecho de necesitar una toma de gas para poder funcionar. Esto no ocurre con las eléctricas, que podremos usarlas en cualquier sitio donde haya un enchufe.

¿Cuál es el uso de las creperas eléctricas?

El cliente habitual de este tipo de crepera es cualquier persona que quiera disfrutar de una crepe casera un domingo por la mañana. Lo cierto es que es una experiencia súper divertida que gusta a todo el mundo.

Otro público muy claro son los niños. A los niños les encantan hacer crepes. Se trata de un alimento relativamente exótico con un proceso de elaboración muy sencillo que cualquier niño puede realizar. Además, ayuda a introducir a nuestros hijos en los hábitos de comida saludable, al tratarse de un producto muy sano 100% compatible con cualquier otro alimento, como pueden ser las verduras, el queso, la mermelada natural o incluso el zumo de limón.

Si estás planteándote comprar una crepera eléctrica para tus hijos, adelante. ¡No te arrepentirás!

¿Cuál es nuestra opinión sobre estas creperas?

Nuestra opinión sobre estas creperas es que son, junto con las sartenes de tortitas, la mejor opción para hacer crepes en casa.

Son productos fáciles de utilizar, fáciles de limpiar y recoger y que podemos comprar por precios muy razonables. Además, a diferencia de las creperas de gas, las eléctricas son mucho más seguras, ya que evitaremos tener que manipular gas butano.

Las creperas son sin duda uno de los productos más divertidos que podemos tener en nuestra cocina. Siempre te aseguran un momento entrañable con quienquiera que la uses 🙂

En nuestra opinión, algunas de las mejores marcas de creperas eléctricas son Tristar, Princess o Aigostar.

¿Por qué comprar una crepera eléctrica online?

Actualmente, comprar por Internet es una opción mucho más interesante que comprar en una tienda física. La razón principal es que podemos acceder a una variedad de productos y ofertas mucho mayor en mucho menos tiempo.

Además, muchos productos incluyen transportes gratuitos o por precios realmente bajos, lo que hace que comprar online sea realmente sencillo.