Creperas Krampouz

Las creperas Krampouz son sinónimo de profesionalidad. Esta marca se ha ganado un lugar en nuestra web por la calidad de sus máquinas, que han sido pensada hasta el más mínimo detalle para cumplir con su cometido, de forma eficaz y durante muchos años.

Catálogo de creperas Krampouz:

A continuación te presentamos nuestra selección de máquinas de crepes de la marca Krampouz:

¿A qué tipo de cliente están dirigidas las creperas Krampouz?

Las creperas de la marca Krampouz están diseñadas principalmente para hostelería, aunque también podemos encontrar modelos con un enfoque más “doméstico”, aunque como decimos su público potencial son restaurantes, bares y desde luego creperías. Hay modelos de todo tipo, desde las individuales hasta las que incluyen varias planchas.

Opinión de las creperas de la marca Krampouz:

No es casualidad que estas creperas sean las más utilizadas por los profesionales. Sus materiales son de altísima calidad y sus productos duran años y años.

Un ejemplo de ello es la parrilla, el elemento principal de estas máquinas. No deberemos preocuparnos por la durabilidad de nuestra placa, ya que si vemos que se raya o deja de estar lo suficientemente lisa siempre podremos limarla con una piedra plana abrasiva. Puliendo la superficie de nuestra plancha con estas piedras abrasivas conseguiremos que nuestra crepera dure muchos años sin bajar su rendimiento.

¿Qué tipos de creperas hay?

El catálogo de creperas de la marca Krampouz es bastante amplio, aunque si nos fijamos, veremos que la mayoría de sus modelos funcionan con electricidad, y no con gas. Si estás pensando en una crepera con gas tal vez prefieras mirar otras marcas, aunque si prefieres una crepera eléctrica, las de Krampouz no te decepcionarán. Son sin duda una de las mejores creperas que podrás encontrar.

Parte de su éxito ha sido el hecho de que la mayoría de sus modelos sean eléctricos. Esto te permite llevártela a cualquier parte donde haya un enchufe disponible, a diferencia de las creperas a gas, donde dependes de la fuente de gas butano, sin olvidar el mayor riesgo que supone usar este tipo de creperas.